PAN y PVEM pueden ir juntos en Medellín/ El extraño juego de las alianzas: Místicos y Terrenales

  • PAN y PVEM pueden ir juntos en Medellín
  • El extraño juego de las alianzas
  • Marcos Isleño carece de cualquier fuerza

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

A Marcos Isleño (El Gato, como le dicen algunos por su afición a esos felinos) se le acabo la fuerza de las dos manos.

Después de haber sido alcalde de Medellín hasta el 2013 quiso proseguir pegado al presupuesto y buscó ser candidato a presidente municipal en 2017, pero perdió frente a Hipólito Deschamps; luego quiso ser diputado local, pero fue barrido por la ola de Morena y al Congreso de Veracruz llegó el nada diplómatico Magdaleno Rosales.

Ahora quiere volver a repetir la candidatura a la presidencia municipal de Medellín, pero anda que no le calienta ni el sol tropical de la zona costera, porque su punto de apoyo, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), coquetea abiertamente con quien es el actual presidente municipal, Hipólito Deschamps, del PAN, tanto que hasta una reunión tuvo el munícipe con el delegado del PVEM en el estado, Alberto Silva.

Eso es parte del extraño juego de las alianzas.

Marcos Isleño quiso dar una demostración de fuerza y citó a una reunión de la militancia del Verde en Medellín, para la cual anunció la asistencia de 200 personas, pero a la que no llegaron ni 20.

El pretexto era analizar las acciones del ayuntamiento de Medellín en cuestión de limpia pública.

Inicialmente programaron la reunión en el parque ‘Miguel Hidalgo’ de El Tejar, para que se viera la gran presencia de personas, pero al final de cuentas, con los pocos que llegaron, mejor hicieron la reunión en la carnicería «Doña Maty», a un costado del Salón Social de El Tejar».

Marcos Isleño está muy preocupado, porque a través del Verde quería ser candidato de Morena para la presidencia municipal y de paso quitarse la presencia de Magdaleno Rosales, que insiste en que quiere ser el candidato a alcalde por Morena.

Pero de darse éste extraño juego de alianzas, el que puede ser candidato a la presidencia municipal de Medellín es Gabriel Cárdenas, a quien le dieron el cargo de “Jefe de gabinete”.

Marcos Isleño, por lo pronto, dejado de la mano por el PVEM, va para abajo.

Pero además es una caída que él mismo ha propiciado. Ahora, en abril, entregó cubrebocas a la población, los cuales eran de una calidad terrible, muy delgados, completamente transparentes, de tela para pañal barata y mal cortados.

En 2018 al iniciar su campaña como candidato a diputado local por el Verde Ecologista, a Marcos Isleño le recordaron la golpiza que le dio a su pareja porque, «era la única forma de hacerla entender quién mandaba en la relación». 

La gestión de Marcos Isleño también es recordada porque incumplió diversos compromisos con proveedores del ayuntamiento.

Incluso todavía se cuenta que durante un tiempo le dio por despachar en la tesorería, para que quien fuera a buscarlo a su despacho, decirle que no estaba. Y si algún proveedor se enteraba que estaba en la tesorería, se fugaba por una ventana. Como deudor que rehúye a los acreedores, precisamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami