reserva

Desangelada reunión se registró en la localidad de El Tejar, cuando el ex alcalde de Medellín de Bravo, Marcos Isleño Andrade, convocó a más 200 personas para analizar de manera conjunta las acciones que realiza el actual Ayuntamiento en torno al servicio de recolección de basura, sin embargo, acudieron menos de 20 de personas.

De acuerdo a la convocatoria, la asamblea organizada por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) sería este sábado en la tarde en el parque ‘Miguel Hidalgo’ al contemplarse la presencia de más de 200 personas, sin embargo, la sede del ‘magno’ evento se realizó al final de cuenras en la carnicería «Doña Nati», a un costado del Salón Social de El Tejar», ya que únicamente acudieron más de 15 militantes del partido verde.

Sin embargo, de manera titubeante Marcos Isleño aseguró que si hubo una generosa asistencia, sin embargo, los presentes en esa zona como comerciantes, taxistas y vecinos de la zona, manifestaron que dicha convocatoria fue de risa.

El evento se llevó al cabo de manera express y Marcos Isleño, quien que busca la candidatura a la alcaldía de Medellin por el PVEM y ahora con Morena salió corriendo hacia su autómovil de lujo para dar por concluida el «Foro Ambiental» en el parque de El Tejar.

18 de abril de 2020.- Médicos y ciudadanos criticaron la entrega de cubrebocas de «pésima calidad» en las calles de Medellín por parte de la Asociación Civil “Fundación Desarrollo Integral Sustentable Isleño”, presuntamente propiedad del exalcalde priista Marcos Isleño.

En la red social Facebook el médico veracruzano Jorge Dardon dio a conocer el hecho y criticó que alguien está regalando “algo que realmente no sirve, sólo por quedar bien, ya que por su material es obvio que esto no sirve».

En su post agregó que “es difícil conseguir cubrebocas, pero no demos mala información y sobre todo protejámonos entre todos, para salir de esto más rápido”.

Los tapabocas, que a simple vista se observan de una pésima calidad, fueron repartidos en calles de este municipio por distintas personas, son de color blanco y portan una leyenda en letras verdes que dice: “Fundación Desarrollo Integral Sustentable Isleño”, y cuya propiedad se adjudica al ex alcalde de extracción priista Marcos Isleño Andrade.

Por ello, los ciudadanos se han quejado de esta acción ya que es una «estafa» y no sirven ante el coronavirus.

2018 Al iniciar su campaña como candidato a diputado local por el Partido Verde Ecologista de México, Marcos Isleño Andrade fue recibido con mantas donde lo caricaturizan como «golpeador» de mujeres, por aquel incidente en que siendo alcalde del mismo municipio, fue acusado por su pareja sentimental de darle una golpiza ya que le dijo, «era la única forma de hacerla entender quién mandaba en la relación». En fraccionamientos como Puente Moreno, Arboleda San Ramón, Lagos de Puente Moreno y El Tejar amanecieron en este inicio de campaña lonas donde se ve el rostro de una princesa de Disney y luego en otro cuadro se observa a la misma  princesa solo que con un ojo morado.

Mientras en los dos cuadros  está la cara de Marcos Isleño sonriente de ver el maltrato de la princesa y tiene una gesto de aceptación y burla, este día que iniciaron las campañas estas lonas le recordaron cuando él fue acusado públicamente de maltratar a su pareja.Aquel día la golpiza que el ahora candidato del Verde a diputado local le metió a su pareja, fue un escándalo en redes sociales. Hoy que inició campaña, alguien se lo mandó a recordar con las lonas, para que no olvide que nadie olvida ese hecho.

2017 Marcos Isleño Andrade, candidato a alcalde de Medellín de Bravo por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en entrevista para XEU Noticias se dijo una persona de trabajo dedicado a su negocio y cercano al pueblo.

Señaló que le hace volver a buscar la alcaldía porque fue complicada su administración por bajo presupuesto con nula ayuda de Gobierno del Estado sin embargo lograron hacerse 100 obras durante mi administración municipal (…) Con toda la voluntad como municipio sacamos las obras adelante y queremos darle continuidad a las obras que quedaron pendientes”.

En materia de seguridad dijo que Medellín está abandonado… “La policía no está funcionando (…) Recuperaremos la Policía Municipal, vamos a reclutar elementos nuevos para que sea una policía sin vicios y sin temas de corrupción; una policía eficiente y sin malas mañas”.

En entrevista en el estudio “Don Fernando Pazos Sosa” de XEU Noticias, el candidato a la alcaldía de Medellín de Bravo por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), dijo que la inseguridad es la principal problemática de Medellín.

Agregó estar confiado en ganar las elecciones del próximo 4 de junio.

Aún no termina la pesadilla “Javier Duarte” en el estado Veracruz por el desfalco financiero y un nuevo peligro se cierne en el municipio de Medellín de Bravo.

Resulta que el candidato del PVEM, a la presidencia municipal de Medellin de Bravo, Marcos Isleño Andrade tiene como suplente de su candidatura al sobrino del ex gobernador Duarte.

Al correo de esta redacción, le hicieron llegar la información de esta noticia, en donde destacan el acta de nacimiento de Habacuc Duarte Fernández, quien es primo hermano de Javier Duarte de Ochoa y que este a su vez es padre de Tito Habacuc Duarte Fernández, éste último sobrino legítimo del ex mandatario veracruzano.

En dicho correo informativo, se destaca la pregunta ¿hasta donde Marcos Isleño está comprometido con el Duartismo o qué grado de cinismo tiene para pretender gobernar a Medellín con las mismas mañas?, pues es bien sabido que andando con lobos a aullar se enseña.

Además, también se menciona que presuntamente varios feligreses de la iglesia “Hosanna” en El Tejar, han señalado presiones del pastor y primo de Javier Duarte para que voten por Marcos Isleño. Más allá de ser un delito electoral estas prácticas prueban la capacidad manipuladora de la familia Duarte.

Le dicen “El gato”, porque igual que los escritores Ernest Hemingway, Julio Cortázar y Carlos Monsiváis, adora a los felinos y tiene cinco en su casa.
Es Marcos Isleño Andrade, el alcalde de Medellín, que ganó la presidencia municipal cuando dos años antes entró al concurso en el pueblo “El rey del mango” y ganó en una reñida competencia.
Así desfiló en la fiesta del pueblo, vestido de mango, un pantalón entallado al estilo Elvis Presley, color rojo mango petacón, y bailando en el carro alegórico con meneítos y pujiditos tipo María Victoria, famosa por sus caderas, ganó la simpatía electoral.
Contador público de la Universidad Veracruzana, de 30 años de edad, tiene fama de emborracharse con una “chelada”. Originario de la comunidad “La laguna”, tiene una fortuna de unos 20 millones de pesos, luego de la tesorería municipal en el trienio anterior y de haber traicionado al presidente, su cuate, Rubén Darío, quien le abriera la puerta para la silla edilicia.
Años antes trabajó en el SAT de la Secretaría de Hacienda, filial en el puerto jarocho, y ahí, dice su biógrafo, aprendió el truco de engañar al fisco y asesorar a los contribuyentes ricos. 
Y ahora, cuando le faltan diez meses para el fin del mandato presidencial, Marcos Isleño sueña con imponer al sucesor en la alcaldía.

SUS TRES TRISTES TIGRES

Y juega en el escore con los siguientes candidatos:
1.- Pedro Delgado, originario de Playa de Vaca, su cuñado, esposo de su hermana Bertha, y a quien nombró director de Protección Civil. 
2.- Fernando Escamilla, director del DIF.
3.- Cipriano Hernández Romero, el famoso cantante de Medellín del concurso “Cantando por un sueño” de Televisa, y al que designó director de Fomento Agropecuario, pero quien mirando la preferencia de Isleño por los dos anteriores, anda por la libre.
En el otro lado del ring electoral, Isleño enfrenta a un dinosaurio: Pascual Lagunes Ochoa, líder del sindicato de TAMSA desde hace 20 años, dueño, registra la fama pública, de 800 hectáreas, mil cabezas de ganado y seis caballos de carreras, de los que cuatro juegan en el Hipódromo de las Américas.
Y aun cuando Lagunes Ochoa enfrenta una sublevación obrera en TAMSA, tiene fuerza física y política para imponer a su esposa como candidata priista a la alcaldía de Medellín.
Y por eso mismo, el líder sindical y “El gato”, el alcalde, se pelearon, como hordas priistas atrás del presupuesto municipal, el poder político, el poder económico.
Agazapado en la oposición, el empresario Rafael Fuster buscó la misma alcaldía en el año 2010, pero por Convergencia de Dante Delgado, y ahora otra vez la busca, pero por el PAN. 
Bien lo dice el sabio del pueblo: “Pueblo chico, infierno grande”.

UN CANTANTE EN SU CONTRA

Desde hace un mes, una semana, “Don gato” tiene abandonada la alcaldía. Con su imagen pública deteriorada, le dio, incluso, por despachar meses atrás en la tesorería. Y si los proveedores lo descubrían, entonces se fugaba por la ventana, como todo un mocoso berrinchudo y caprichoso. 
Luego, se soñó candidato a diputado local suplente de Salvador Manzur Díaz, pero como Manzur ha decidido terminar la alcaldía, entonces, se frustró, y ni siquiera su jefe, Luis Barquín, le ha levantado el ánimo. 
Tampoco, claro, su club de fans, integrada por muchachitas.
Es más, en los últimos días en el palacio se pasaba las horas jugando nintendo y revisando en internet la lista de nuevos automóviles de lujo y deportivos que suele coleccionar, pues por ahora tiene cuatro, entre ellos: un Audi, una Montero (que acaba de vender) y una Suburban. 
Y por si fuera poco, planeando viajes al interior del país, que tanto le gustan, donde luce su ropa de marca, el reloj Rolex, junior que se siente, aun cuando proviene de una familia humilde, galán tipo Pedro Páramo en su hacienda de Comala, según la novela estelar de Juan Rulfo.
Todos, en el pueblo, lo saben: Marcos Isleño hace clic con la gente. Tanto, que con frecuencia actúa como “un igualado”, quizá en nombre de la camaradería jarocha. 
Ah, pero eso sí, ha sido generoso con Luis Barquín, a quien ha integrado entre el 80 y el 90 por ciento de la obra pública de Medellín, a través de las empresas Inmobiliaria y Constructora Ruiz y Urbanizadora Medellín.
Entre ellas, y por ejemplo, el concreto hidráulico en El Tejar, la gran avenida para llegar a un Medellín desolado, donde sólo luce el parque del pueblo, también, claro, construido por Barquín.
En 2010, luego de su triunfo popular como “El rey del mango”, amarró la alcaldía con el Partido Verde y con el dedazo de Jorge Alejandro Carvallo Delfín, uno de los líderes del Congreso jarocho, a quien, ni hablar, le debe todo, y también, por supuesto, ha sido recíproco.
Pero con todo, el cantante de Medellín, Cipriano Hernández, sin un centavo y sólo con su voz de oro, puede acabar con las ínfulas caciquiles de “Don gato”, famoso también en el pueblo por tantas novias que ha tenido…, bueno pa’la enagua. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami