Volver a la “vieja normalidad” puede llevar casi 4 años/ Místicos y Terrenales

  • Volver a la “vieja normalidad” puede llevar casi 4 años
  • 5 Años, 1 Mes y 24 Días tardará la vacunación a ritmos actuales
  • AMLO pide “no desesperarse” por la lentitud e ineficacia en la vacunación

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Si hoy es 24 de febrero de 2021, Día de la Bandera mexicana, ¿qué día será dentro de 5 Años, 1 Mes y 24 Días?.

Será el día en el que probablemente 95 por ciento de la población en México ya esté vacunada.

Dentro de 5 Años, 1 Mes y 24 Días será el 20 de abril del año 2026.

¿Qué edad tendrá usted entonces?.

Al ritmo actual de vacunación se necesitan 1 mil 881 días para vacunar al 95 por ciento de la población actual, sin contar a los que vayan naciendo en ese lapso, y sin descontar a quienes fallezcan en el mismo.

El cálculo lo hace la página timetoherd.com que toma la información que cada país publica sobre el número de dosis administradas de vacuna y el lapso de tiempo en que se aplican.

Así que, no hay un trato preferencial para algún país o para otro.

Con la información emitida por el gobierno mexicano, al 24 de febrero, ésta es la proyección.

VOLVER A LA “VIEJA NORMALIDAD” PUEDE LLEVAR CASI 4 AÑOS

La misma página anota que para la llamada “inmunidad de rebaño” que fue la apuesta inicial del subsecretario Hugo López Gatell, o sea que el 70 por ciento de la población en México ya esté vacunada, se necesitan 1 mil 382 días.

Con la “inmunidad de rebaño” se podrá volver a la “vieja normalidad”, es decir, no más restricciones de movilización, no más imposición de uso de cubrebocas, no más condiciones especiales de muchas cosas.

¿Y cuando sería ese tan anhelado día de la vuelta a la vieja normalidad?.

El 6 de diciembre de 2024. Es decir, hasta después de que se acabe el periodo presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

O sea, que al ritmo actual, el presidente López Obrador no verá que México retome la “vieja normalidad”, esa sin restricciones por cuestiones sanitarias para evitar el contagio del SARS-CoV2 (así se llama el coronavirus causante de la enfermedad Covid-19).

Lo que sí está viendo ya Andrés Manuel, es la desesperación para vacunarse.

Los reclamos se dan por todos lados ante la lentitud. Uno de los más difundidos fue el que hizo el senador Juan Manuel Fócil Pérez, de Tabasco, quien calificó simplemente de “desastre” la vacunación contra la Covid-19, por la ineficacia con que se lleva.

AMLO PIDE “NO DESESPERARSE” POR LA LENTITUD E INEFICACIA EN LA VACUNACIÓN

El 23 de febrero Andrés Manuel salió de Palacio Nacional por la Puerta de Honor a despedir al presidente de Argentina, Alberto Fernández, y ahí un grupo de personas le comenzó a reclamar que en Ecatepec, Estado de México, uno de los pocos, poquísimos, municipios donde se inició la vacunación contra la Covid-19 para adultos mayores, sólo había un módulo de vacunación abierto.

– “¿Dónde están las vacunas, Presidente?”,le gritaban

– “¡Presidente, de 10 centros de vacunación, solo uno está abierto. Sólo un módulo de vacunación, Andrés Manuel!”, le decían.

El presidente los escuchó y sólo hizo una seña con su mano derecha indicando que a sus oídos había llegado la voz de su reclamo. Después, tranquilamente, volvió a entrar al Palacio Nacional.

En Ecatepec, en el Multideportivo Las Américas, la fila le daba dos vueltas al mismo.

Casi 24 horas después llegó su respuesta: pedir a los adultos mayores no desesperarse.

Dijo que en Ecatepec son 200 mil adultos mayores de 60 años y que llevará una semana vacunar a todos.

Es decir, 28 mil 571 personas por día.

2 mil 852 personas en promedio por cada módulo de los instalados en Ecatepec, cuando funcionen los 10 que deben instalarse.

Dos personas por minutos, en caso de que trabajen las 24 horas en cada módulo.

4 por minuto si los módulos estarán abiertos 12 horas.

La vacunación es lenta, muy lenta en México.

En una de las notas informativas se consigna que uno de los entrevistados dijo que la espera era porque hay pocas vacunas y que no hay vacunas suficientes porque “el presidente las regaló a otros países” y luego seguían más reclamos.

Seguramente se refirió a la declaración del presidente del 17 de enero de este año, cuando dijo que México aceptaba la reducción de la entrega de dosis de vacunas contra la Covid-19 para que países más pobres pudieran acceder a la misma.

Por lo pronto, al ritmo actual de vacunación, regresar a la “vieja normalidad” llevará casi 4 años.

Mucho tiempo, mucho, mucho tiempo, para el ritmo de los simples terrenales que ya quieren volver a vivir un poco con desahogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami