La Fiscalía de Veracruz investiga con palos de ciego

Walter Ramírez

Los diputados de MORENA son apenas un corral de bueyes que no merecen ser reelectos

La detención el pasado viernes 24 de abril de Nicolás Ruiz Roset, candidato a la alcaldía de Minatitlán del Partido Acción Nacional de la alianza Va por México, bajo el argumento de que existe una denuncia anónima en su contra por los probables delitos de coacción, amenazas, secuestro y daños en contra de una mujer, resulta sumamente preocupante por la forma atropellada, impune e ilegal en cómo está actuando la Fiscalía General de Veracruz.

Si bien es cierto que en esta tercera ocasión, los agentes ministeriales de la Fiscal Verónica Hernández Giadáns, no pudieron usar su delito preferido que es el de ultraje a la autoridad, es inevitable mencionar que en esta acción represiva se está actuando por una voz anónima que ha acusado pero nada ha demostrado.

Y como en los dos casos anteriores en los que se ha encarcelado a otros políticos que buscan ser votados el próximo seis de junio, la Fiscalía está actuando con palos de ciego y ha hecho hasta lo indecible para quitar de la jugada electoral a esos actores, generar un impacto estridente en la sociedad y distraer la atención y las luces que fiscales federales han encendido en contra de allegados del Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Sabemos que poco antes de que Ruiz Roset ofreciera una conferencia de prensa para denunciar amenazas físicas y verbales que en su contra habían cometido autoridades de los gobiernos estatal y del municipio minatleco, fue que lo detuvieron, pero ello no impidió que sus colaboradores dieran a conocer un video –que ya habían editado previamente– para denunciar la persecución política de la que estaba siendo objeto.

Es necesario resaltar que la actuación judicial de la Fiscalía, resulta a todas luces, sumamente sospechosa y preocupante porque se da plena credibilidad a una voz anónima y se ejerce una acción punitiva por tentativas de delitos que ni siquiera se han demostrado.

Por esa acción y las dos anteriores en contra de actores políticos, no podemos dejar de sospechar que lo único que anima al gobierno represor de García Jiménez, es quitar de en medio a personajes populares y con altas posibilidades de triunfo, con el propósito insano de mantener su hegemonía de poder y distraer la atención pública a temas que afectan directamente a su administración.

Esa sorpresiva detención no puede ni debe considerarse como una acción aislada, ya que junto a ella aparece la noticia de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le ha metido otro palo a la LXV Legislatura al confirmar una resolución de acción de inconstitucionalidad y le ordena que restituya en sus cargos a los integrantes del ayuntamiento del municipio de Mixtla de Altamirano que en 2019 los depuso indebidamente.

Con esa resolución, cada vez hay más certeza y confianza para creer que la acción de inconstitucionalidad que presentaron la CEDH y el grupo parlamentario del PAN, el pasado 12 de abril en contra de las agravantes del delito de ultraje a la autoridad sean la puntilla que demuestre que los diputados de MORENA son apenas un corral de bueyes que no merecen ser reelectos debido a que su ignorancia supina demuestra que están ahí sólo para hacer lo que el titular del Poder Ejecutivo demanda y no para cuidar los intereses de la sociedad a la que juraron defender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami