El 2 y 4 de octubre, el presidente otra vez va a regañar a Cuitláhuac, se cansa cada vez más de su ineficacia gubernamental/ Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

  • El 2 y 4 de octubre, el presidente otra vez va a regañar a Cuitláhuac
  • AMLO se cansa cada vez más de su ineficacia gubernamental
  • Sindicatos claman por la salida de Zenyazen de la SEV

El presidente Andrés Manuel López Obrador cada vez aguanta menos la ineficacia gubernamental de Cuitláhuac García y por lo mismo cada vez que lo ve lo regaña.
Por eso, éste sábado 2 y el lunes 4 de octubre, al gobernador de Veracruz, otra vez le toca regaño, aunque sea en secreto, allá en lo obscurito donde nadie los vea.
A López Obrador cada vez le cuesta más trabajo decir que Cuitláhuac García es honesto y que lo quiere mucho, porque día con día se cansa más de sus torpezas y de su incapacidad gubernamental.
El último regaño, y muestra del cansancio que sufre el presidente por el mal trabajo de Cuitláhuac García, porque esta vez fue en público, se dio Minatitlán cuando llegó a revisar las instalaciones petroleras.
Filiberto Vargas en su columna sobre esa gira anota que le quedó claro a AMLO es que “lo que más les preocupa a los habitantes del sur es la inseguridad… y volteó a ver al gobernador”, por todas las peticiones que los pobladores de esa zona le estaban haciendo.
“—Señor, le hemos dado seguimiento a cada caso, les he reiterado a los habitantes de la región que no habrá impunidad. Los casos a los que se refieren son muy recientes, pero ya la Fiscalía está tras los responsables.
El rostro del presidente era serio.
—Te encargo que lo veas personalmente. Tienes que estar más cerca de la gente. Si vienen a exigir justicia, es porque no tienen acceso a su gobernador.”
Y eso lo escucharon muchos.
Pero además a Cuitláhuac García últimamente le ha llovido duro y tupido por el mal estado de las escuelas de la entidad y por su poca capacidad de convencimiento o de fuerza para obligar a los profesores a dar clases presenciales.
La secretaria de Educación Pública del gobierno federal, Delfina Gómez, ha venido cuatro veces al estado en el último mes, por lo menos.
¿A qué otra entidad ha ido tantas veces en un lapso de tiempo tan corto?, ¿qué otro estado ha merecido tanta atención por las malas condiciones en que se encuentran los planteles?.
El regaño se lo dio el presidente a Cuitláhuac García el 24 de agosto, cuando vino a Veracruz a la ceremonia por los 200 años de la firma de los Tratados de Córdoba, con los cuales se concretaba la Independencia de México.
Vaya, las cosas estaban tan mal que Cuitláhuac el 23 de agosto deslizó que no se reiniciarían las clases en más de 3 mil escuelas de 53 municipios afectadas por el huracán Grace.
Por eso fue el regaño presidencial en principio.
Ese día le dio a Delfina Gómez el encargo de vigilar que se compusieran las escuelas de Veracruz, porque ya no quería más reclamos.
Delfina Gómez regresó a Veracruz el 30 de agosto, para una desangelada ceremonia de inicio de cursos, en una escuela vacía, lo cual molestó a la titular de Educación.
Y otra vez regañaron a Cuitláhuac.
Luego regresó a Poza Rica y hasta se tomó una foto con Zenyazen Escobar, el titular de la SEV en el estado, en su carrito para desplazarse y hace 4 días estuvo otra vez en el norte del estado.
En esas dos ocasiones el gobernador Cuitláhuac García ni siquiera tuvo la cortesía de irla a recibir o de reunirse con ella, ni porque es la titular de una importante secretaría de estado y envidada directa del presidente.
Así de enojado sigue por los regaños.
Pero se los merece por su ineficacia.

Reclamos a López Obrador


En la última visita, el 26 de septiembre, dijeron que eran 2 mil 426 escuelas afectadas por el huracán Grace, en los municipios de Poza Rica, Cazones de Herrera y Tuxpan, nada más. Les faltan otros 50 municipios por revisar como están los planteles.
Para estas 2 mil 426 escuelas afectadas habrá un presupuesto de 451 millones 950 mil pesos del programa La Escuela es Nuestra (LEEN).
Aunque hay escuelas completamente destrozadas o tan abandonadas que los baños tienen maleza hasta en el interior.
¿Será suficiente ese dinero?.
Quién sabe, pero Cuitláhuac García debe dejar la modorra y mandar a vigilar que se hagan los trabajos con eficacia, si no quiere un nuevo regaño presidencial.
De hecho, es probable que ya le haya tocado, por el terrible censo de damnificados del huracán Grace que se hizo en Veracruz y el condicionado reparto de apoyos.
El presidente llegará a Huayacocotla éste sábado 2 octubre, para revisar la entrega de apoyos a damnificados.
Es probable que lleguen muchos, pero muchos, a los que los apoyos aún no les llegan.
Y por lo tanto López Obrador se enojará de nuevo y una vez más regañará a… ¿a quién irá a regañar?.
Y en Veracruz el 3 y 4 de octubre es posible que reclamantes se cuelen y lleguen hasta el presidente y de nuevo se volverá a enojar.
¿Y a quién regañará?.
Y ante lo habrá hecho por otras torpezas.

SINDICATOS CLAMAN CADA VEZ MÁS POR LA SALIDA DE ZENYAZEN DE LA SEV
Cada vez son más los sindicatos magisteriales de Veracruz que piden la salida de Zenyazen Roberto Escobar García, de la SEV.
De hecho Zenyazen Escobar es una de las causas de los regaños frecuentes que el presidente le hace a Cuitláhuac García.


La petición de que sea retirado la hacen hasta el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMMPV) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que son las organizaciones de las cuales emanó.
El SUMA, Sindicato Unificador Magisterial, también ha hecho este reclamo; y el Sindicato Innovador Magisterial Veracruzano (Simve); y el Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SDTEV), también, entre otros más.


Vaya, las instalaciones de la SEV constantemente tienen manifestaciones de reclamo de los maestros por problemas no resueltos.
La gestión de Zenyazen Escobar ha sido tan deficiente que es probable que esta administración tenga el récord de más manifestaciones instaladas frente a la SEP.
Vaya, hasta el institucional y siempre tolerante Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ya se cansó de Zenyazen Roberto.
El sábado 25 de septiembre la Sección 32 del SNTE tuvo un acto de homenaje al cuarto aniversario de fallecimiento de Juan Nicolás Callejas Arrollo y de celebración del XXV Aniversario de la Reagrupación del Equipo Político de la Sección 32 del SNTE.
Antes estos eran actos apoteósicos, donde el presidium estaba lleno de funcionarios públicos y dirigentes sindicales.
Ahora no hubo un sólo funcionario público, ni siquiera las autoridades educativas.
Pero lo importante son los discursos centrales, que ahora fueron de confrontación o por lo menos de reclamo hacia las autoridades educativas.


Lázaro Medina Barragán, el secretario general de la Sección 32 dijo que “el sindicalismo nacional y veracruzano no vive buenos tiempos en la actualidad”.
O sea que desde el poder gubernamental les están pegando.
En un lenguaje ampuloso, lleno de “mensajes ocultos” de esos para que entiendan los entendidos, de los de antes, de esos que ya no se usan, reclama que hay “políticas de austeridad” y de puertas cerradas para la negociación, y por eso el sindicalismo no vive buenos tiempos.
Ante esto habla de estrategias que, se entiende, “deben ser más contundentes” por parte del sindicato, basadas “en ocasiones en la fuerza”.
Esto puede sonar a un grito de preparación para la batalla.


Hay distanciamiento, por lo menos de la Sección 32 del SNTE con las autoridades educativas y por ello Juan Nicolás Callejas Roldán, que ahora es coordinador estatal del Equipo Político de la Sección 32 del SNTE reclama “la inversión” para acondicionar los espacios educativos, porque “por el tiempo y el encierro, muchos de ellos están completamente deteriorados”.
El SNTE ya no quiere ser aliado de la 4T… y por tanto tampoco de Cuitláhuac.
En cualquier momento puede estallar la rebelión del sindicato magisterial más grande de Latinoamérica, por lo menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami