Gómez Cazarin quiere ser gobernador y alucina con Dios/ Místicos y Terrenales

  • Gómez Cazarin quiere ser gobernador y alucina con Dios
  • Desde Campeche, todo listo para apoyar su campaña
  • Pésima gestión en la Legislatura, más de 30 pifias documentadas

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Juan Javier Gómez Cazarin, el inefable, el que se siente todopoderoso, inventor de las nuevas formas de hacer política, quiere ser gobernador de Veracruz y si es en el 2024, mejor.

Lo dice a los 4 vientos, se lo dijo a reporteros, para que no hubiera duda:

“Claro, sí quiero ser Gobernador de Veracruz”.

Y luego, como para matizar, para darse aires de iluminado, agregó: “Dios me lo dirá cuando”.

La frase la recuperaron Miguel Ángel Cristiani y Benjamín Domínguez Olmos.

Elevado mucho más allá de lo que le corresponde, se siente iluminado divino.

Anda tan alto en esas nubes, que ni siquiera se siente tocado por la Virgen, si no que directamente, Dios le habla.

Creo que hay un término en psicología para quienes tienen esos sentimientos.

Bueno, hay un viejo chiste que dice: Si hablas con Dios, se llama oración; si Dios te habla, se llama esquizofrenia.

¿Será el caso?.

Siente que puede el próximo gobernador de Veracruz, basado en un principio que le ha comentado a muchos: Si Cuit pudo, ¿yo porqué no?.

Cree que puede lograr con Andrés Manuel López Obrador la misma empatía que Cuitláhuac García generó para que lo hiciera candidato y por lo mismo gobernador.

La pregunta es: ¿Habrá hecho Juanja (así le dicen algunos de sus amigos) ya, lo mismo que Cuitláhuac hizo por Andrés Manuel?.

Con el gobernador Cuitláhuac García se conoce desde atrás tiempo.

Ambos trenzaron relaciones desde el primer encuentro, esas relaciones no divulgadas entre los dos, esos gustos compartidos por cosas de la vida.

Ninguno de los dos ha confesado hasta ahora como se conocieron y como fue que se volvieron tan cercanos.

Pero esa relación, esos cariños compartidos, son los que le dan a Juanja aires y aliento para soñar que puede ser el próximo gobernador de Veracruz, el sucesor de Cuit, como le dice de cariño.

¿O no le dice así de cariño?.

Para simular que se le queman las habas, que las prisas lo consumen, le hecha flores a Rocío Nahle, porque es la que puntea dentro de su grupo.

Pero… Dios no lo quiera… ¿y si no es la candidata?.

¿Y si Gómez Cazarin en ese sentir que Dios le habla, la voz divina ya le dijo que Rocío Nahle puede no ser la candidata y que el grupo tendrá que apoyar a otra persona para postularse?.

Ya le ha dicho a algunos de sus cercanos que “hay que estar preparados para Tokio”, sonriendo siempre, sintiendo que Dios le habla y un halo divino lo cubre.

DESDE CAMPECHE, TODO LISTO PARA APOYAR SU CAMPAÑA

Por lo pronto, ya está todo listo para que desde Campeche le llegue apoyo para su campaña en el 2024.

Su hermano Alejandro Gómez aposentado en aquella entidad, con dinero que le envío su hermano, con el que apoyo la campaña de la ahora gobernadora Layda Sansores, se convirtió también en el coordinador del Congreso de esa entidad.

Y, como favor con favor se paga, ya tienen un guardadito para la campaña de Juanja.

Uno de los flujos de dinero que se detectaron, de Veracruz hacia Campeche, fue vía el ex coordinador de Comunicación Social de la Legislatura, el analfabeto práctico de Aldo Valerio Zamudio, mediante la entrega de por lo menos tres contratos a Juan de Jesús García Sotelo, por 240 mil pesos cada uno, para hacer publicaciones en un medio de información fantasma llamado “Nación Política” del cual no hay ninguna referencia en el estado, en los años 2019, 2020 y 2021.

Pero si esto es lo que se pudo detectar, ¿cuánto más habrá enviado Juanja a su hermano, sin que se viera?.

Como sea, en Campeche ya está lista la bolsa para la campaña de Juanja.

Una bolsa de dinero que, por cierto, no ha puesto a disposición de Rocío Nahle.

¿Porqué será?.

PÉSIMA GESTIÓN EN LA LEGISLATURA, MÁS DE 30 PIFIAS DOCUMENTADAS

Juanja apareció de repente en la política de Veracruz, porque nunca antes pudo figurar, por su bajo nivel educativo.

Aunque ha mostrado un algo grado de perversidad en cambio.

Y también (dicen algunos) de voracidad, para meterle el diente al presupuesto del Congreso de Veracruz, al grado de controlar todo el flujo de recursos, pero además presionar a los presidentes municipales para que hasta le entreguen la tesorería o por lo menos contratos al por mayor.

Es un analfabeto práctico, que nunca ha mostrado cual es su grado de estudios, porque según dichos populares, no terminó ni el bachillerato.

La cabeza no le dio para eso.

No tuvo, no ha tenido, ni siquiera la visión de buscar, de comprar, un titulo profesional en el tiempo que lleva en el poder, como la maestría que Eric Cisneros adquirió hasta Baja California, porque la cursó, aún siendo presencial, estando en Veracruz y en funciones de secretario de Gobierno (la historia de su maestría patito, aquí https://cutt.ly/pL1zz5T ).

Por eso es que Juanja tiene un equipo de amanuenses, que escriben por él, con una limpieza del idioma muy distante de su capacidad discursiva hablada; la diferencia entre una y otra manera de hilar palabras y pensamientos es lo que muestra que son dos mentes distintas las que lo piensan.

Pero lo peor es que ni siquiera es un buen operador político o electoral.

Durante su primer periodo como diputado local y presidente de la Junta de Coordinación Política del mismo, se cometieron en la Legislatura veracruzana por lo menos 28 pifias legislativas, que le rebotaron al el Congreso desde los tribunales federales, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y desde la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

A él, por su cargo, le toca revisar que todo salga bien.

En cada uno de estos casos se exhibió la gran ignorancia del proceso legislativo y la tendencia a imponer sus caprichos, por el puro gusto de hacerlo.

Esas pifias las puede ver en https://cutt.ly/ER5pS9i .

Hoy deben ser casi 50… o más.

La última pifia, o una de las más recientes, fue que la magistrada Martha Ramírez Trejo ganó un amparo ante la SCJN para que el Congreso de Veracruz resuelva su ratificación en el cargo, precisamente por errores en el proceso legislativo.

Una falla, cualquiera la tiene… dos, puede ser justificable… pero ¿más de 50?.

Vaya, menos, más de 30. Tan sólo esa cantidad ya es denotativo de una condición mental de p… pensamiento no bien coordinado, de ineficacia.

Tampoco es un buen operador político.

El ejemplo más reciente: Acaba de tener una confrontación por el primo de Cuitláhuac Eleazar Guerrero, en el que su pieza, hasta fue señalada de violencia de género hacia la favorita de Eleazar.

Le ganaron la batalla de calle.

Con esto que demuestra su poca estatura política, Juanja ilusiona, alucina, que puede ser gobernador de Veracruz y que Dios le abrirá el camino para llegar.

Vaya, Juanja piensa que si Dios no quiere que sea el candidato a gobernador, si puede querer que sea candidato a Senador.

¿Acaso Dios odia a los veracruzanos como para cumplirle su desvarío?.

Ojalá que Dios se apiade de los terrenales veracruzanos, porque los que se sienten los grandes místicos, están dispuestos a seguir medrando.

Cápsula: El efecto ‘Dunning y Kruger’ es un sesgo cognitivo de algunas personas por el que se ven más competentes, más inteligentes y más capaces que los demás. Este síndrome hace que los incompetentes sobrestimen sus habilidades. Cuanto más incompetentes son, más competentes se ven a sí mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami